Ecay Construcciones ha finalizado las obras de ejecución del centro de producción de Florette entre los municipios de Tortosa y L´Aldea (Tarragona), donde el concepto de “construcción sostenible” aplicado a la ejecución se ha alineado con la filosofía corporativa del cliente:  “centro sostenible”, ya que este proyecto ha sido diseñado para trabajar con energías renovables, con un modelo de recuperación de agua y con una eficiencia energética basada en el autoconsumo.

En la construcción del centro de producción en una parcela de 64.000 metros cuadrados se ha aplicado el concepto de industria 4.0 enfocándose en una mayor eficiencia de los recursos y de adaptación a las demandas. Para alinearse con este planteamiento y fiel a sus principios, Ecay Construcciones ha desarrollado toda la cadena de construcción bajo estrictos criterios de arquitectura eficiente, cuidado medioambiental y sostenibilidad, prestando especial atención a criterios de economía de cercanía.

El proyecto desarrollado por Berenguer Enginyers supone la puesta en marcha del séptimo centro de producción de Florette en España. Durante su ejecución se han producido nuevas mejoras y ampliaciones de las obras a los que Ecay Construcciones se ha adaptado respondiendo con fiabilidad y trabajado intensamente para reducir los plazos de entrega al máximo. Además de la construcción de las instalaciones, también se ha realizado la urbanización de las zonas de acceso y parking, completando de forma integral todas las instalaciones para que el cliente pueda desarrollar su actividad adecuadamente.

Los ejes; el compromiso medioambiental y el compromiso social

Durante todos los procesos de obra Ecay Construcciones ha aplicado procesos sostenibles que buscan la reutilización, la eficiencia energética y la minimización del impacto en un entorno con gran riqueza natural. Aspectos entre los que se encuentran el tratamiento, filtrado y reutilización de las tierras, la optimización de los transportes a la zona para reducir la emisión de gases contaminantes o la gestión sostenible de los residuos para asegurar su reutilización y reciclaje. También la gestión responsable del agua ha sido también una constante en el desarrollo de obra, así como un tratamiento de las aguas residuales previo antes de su envío a la red general.

Junto con el compromiso ambiental, Florette y Ecay Construcciones han apostado por el compromiso social como eje del proyecto. La puesta en marcha del centro supone la creación de 200 puestos de trabajo directos. Ya en la ejecución de la obra, se ha atendido a estos aspectos de dinamización económica del entorno. En este sentido, la constructora navarra, ha contado con el mayor número posible de proveedores, subcontratas e industriales de la zona, implementando criterios de economía circular y de cercanía con el entorno, en un esfuerzo continuo por revertir la inversión en su área de influencia y ofreciendo una conexión con el entorno a largo plazo que se ha iniciado con la propia construcción.

SABER MÁS DE FLORETTE