Como empresa familiar, Ecay Construcciones forma parte de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar en Navarra, ADEFAN. Iñaki Ecay es miembro de la Junta Directiva de la Asociación y participó activamente en el en el primer ‘Día de la Empresa Familiar de Navarra’, patrocinado por Banco Santander celebrado el pasado 12 de noviembre.

Los empresarios familiares navarros miran con confianza al 2020 pese a que la desaceleración económica ya se ha dejado notar. Así lo afirma el VIII Barómetro Europeo de la Empresa Familiar, elaborado por KPMG para la Comunidad foral y que fue presentado este martes en el primer ‘Día de la Empresa Familiar de Navarra’, patrocinado por Banco Santander. Una cita promovida por la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN) para “poner en valor” el modelo que representa este tipo de organizaciones y “agradecer el esfuerzo de sus promotores, compartir retos, enfrentar dificultades y celebrar sus éxitos”.

Asimismo, el encuentro sirvió para que el presidente de ADEFAN, Francisco Esparza, informara a los asistentes de la próxima celebración, en 2020, del Congreso Nacional de la Empresa Familiar en Pamplona y al que está previsto que acuda más de medio millar de empresarios procedentes de toda España. A este respecto, Esparza señaló que haber conseguido este hito “es un orgullo” para él “como empresario y navarro”.

Jorge Juan García Costas (KPMG) presentó el VIII Barómetro Europeo de la Empresa Familiar

Tras esta declaración, el primer ‘Día de la Empresa Familiar de Navarra’ continuó con la presentación del informe de KPMG, en el que se detalla que el 69 % de las empresas familiares navarras ven positiva la evolución que pueden seguir sus sociedades para los próximos doce meses. Un porcentaje inferior al 81 % de la anterior edición pero, en todo caso, superior al 67 % de la media nacional. Ese optimismo “se apoya en la favorable evolución de facturación durante el último año”, explicó el socio responsable de KPMG en Navarra y Aragón, Jorge Juan García Costas.

De esta forma, a lo largo de 2018 un 64 % de empresarios familiares de la Comunidad foral confirmó un incremento de sus ventas, a lo que se añadió el buen dato registrado en materia de empleo, donde un 50 % de los encuestados también aumentó su plantilla.

La expansión internacional, por el contrario, se mantuvo estable. Para García Costas, la magnífica salud que demuestran las empresas familiares navarras se debe, en gran medida, al trabajo realizado por empresarios y directivos “para acometer cambios importantes y de presente como la digitalización de sus negocios o su internacionalización”.

Sin embargo, existen otros factores preocupantes que también recoge el estudio de KPMG como, por ejemplo, el descenso de la rentabilidad, los cambios regulatorios o la incertidumbre política. Se trata de nuevos aspectos puesto que, en 2018, las inquietudes registradas entre los empresarios familiares de nuestra región estaban vinculadas con la captación y retención del talento, la contratación de profesionales cualificados o el aumento de la competencia.

Innovación, talento y sostenibilidad

Con respecto a los factores y retos de futuro más relevantes, la innovación se plantea como una cuestión prioritaria para el 78 % de los empresarios familiares navarros, seguida de la sostenibilidad, calificada como “importante” por un 44 % de los encuestados.

Tras la presentación de estas conclusiones, la primera edición del ‘Día de la Empresa Familiar de Navarra’ finalizó con la intervención del director territorial del Banco Santander en Navarra, Aragón y Rioja, Francisco Javier Gallardo, y la actividad ‘Genéticamente Empresario’, desarrollada por Pedro Lantero, fundador y director de la Escuela de Musicalidad y consejero del Grupo Lantero.

SABER MÁS